viernes, 27 de marzo de 2020

Mi experiencia usando toallas ecológicas.

Aunque este blog se ha caracterizado por hablar de libros y autoras, en esta ocasión también quiero  hablarles de un tema que nos compete a todas las mujeres: nuestra menstruación y como hacerla mas amigable con el medio ambiente. 
A estas alturas, las feministas se han dedicado a promover el uso de la copa menstrual como la alternativa a una menstruación en armonía, no solo con nuestros cuerpos sino con el medio ambiente. Con todo y sus múltiples beneficios, también creo que la copa no es una opción para todas y entre ellas me cuento. Es por eso, que decidí hacerles una entrada explicativa para aclarar las dudas que estén en mi poder sobre el uso de las mismas.
¿Qué son las toallas sanitarias ecológicas?

De acuerdo a la OMS, una mujer en sus años fértiles,  usa un aproximado de 12,000 toallas sanitarias las cuales terminan en la basura y tardan más de 100 años en desintegrarse. Además de su carácter desechable, también contienen químicos como  dioxinas, furanos y residuos de pesticidas que alteran el ciclo. Es por eso, que como solución a todos esos problemas actualmente en el mercado existen las toallas sanitarias ecológicas, una compresa gemela a su versión sintética pero en lugar de plásticos, usa fibras naturales con mayor composición de algodón. Por su naturaleza, son absorbentes, impermeables e inoloras además de reutilizables ya que se pueden lavar para ser usadas en el siguiente ciclo menstrual. 

Mi experiencia usándolas.
Yo soy de las ultra consentidas de la vida y tengo un periodo muy ligero, sin dolor y con poco flujo menstrual. Mi vida no se detiene o entorpece cuando llega mi menstruación y fuera de nadar, mis actividades siguen de forma habitual. Cuando quise comprar mi copa menstrual, me abrumó la cantidad de información que tenía que considerar antes de adquirir una y terminé comprando una Anner, la opción mas económica en el mercado. Nunca me adapté a su dureza ni tamaño y por más que intente con los miles de tips que amablemente me compartieron mis amigas, nunca conseguí sentirme cómoda con ella. Quise mantener mi compromiso con llevar una menstruación mas saludable así que busqué opciones y me incliné por las toallas sanitarias ecológicas. 
Llevo tres periodos usándolas y debo decir que no he tenido ningún problema con ellas. Cero fugas y ningún pantalón manchado. Pensé que por la ubicación del clip de cierre iba a ser incomodo pasar muchas horas sentada en mi trabajo, pero no tuve ningún inconveniente. El olor tampoco traspasó la ropa ni resulta perceptible a las demás personas. Después de 3 horas, si comenzó a ser un poco molesto pero nada que no fuera tolerable, ya que utilicé ropa interior sin costuras específicamente esos días.  
Dónde comprarlas y  precio.
En mi caso, yo las compré en esta publicación de Amazon. Pagué $300 MXN por 7 toallas grandes, ya con envío por ser usuaria de Amazon prime, sino eran $49 MXN más. Las recibí en un sobre amarillo y venían selladas al vacío de la siguiente forma:




Son de la marca Rovtop y el material es fibra de bambú, la cual es transpirable y absorbente. Las que yo compré miden 30 cms de alto por 7.8 cms de ancho solo de la parte principal y sin contar las alas.Incluían una bolsa con cierre para guardarlas y/o transportarlas durante el día. Tienen botones de plástico que permiten abrocharla para mantenerla en su lugar. Del lado que va en contacto con tus genitales son de tela suave color negro y del otro, estampadas con poliéster impermeable. No puedes escoger los estampados y siendo honesta, fue lo que menos me gustó ya que son bastante anticuados, pero la tela si es de calidad.  Tienen un periodo de vida aproximado de 4 años.

Por cuestiones de logística y tiempo yo las compré en Amazon, pero si te interesan otros tamaños, opciones u estampados personalizados o quieres contribuir al negocio de una mujer emprendedora, te dejo estas opciones que encontré en línea:
Cómo utilizarlas.

Se coloca la almohadilla alrededor de la ropa interior con el lado liso contra la piel y el estampado hacia la ropa interior; las alas se envuelven alrededor para que se junten y se cierran con un clip de botón sin problema. 
Se debe cambiar la almohadilla cada 6 horas aproximadamente o como lo consideres necesario. Personalmente, recomiendo que lleves una bolsa ziploc en tu bolsa si no tienes una lavadora o el cesto de ropa sucia cerca.
Posibles desventajas.

Aunque no existe ninguna contradicción como tal, no creo que sean para todo mundo. Mi flujo ligero y estilo de vida activo las vuelven el producto adecuado para mi, pero quizás una mujer con un flujo abundante y que pase largos periodos de pie, las podría encontrar irritantes. Otra desventaja es su portabilidad, ya que en caso de tener que cambiarlas fuera de casa, necesitas una pequeña bolsa para llevarlas contigo todo el tiempo . Evidentemente, tampoco puedes nadar utilizándolas y quizás, si usas leggings muy entallados para hacer ejercicio se marquen.
Método de limpieza.

Para ser honesta, considero que su lavado es muy rápido y sin contratiempos. Yo lo que hago es que una vez terminado mi período, las dejo toda la noche en remojo con agua fría, jabón y unas gotas de vinagre. Al día siguiente están limpias y para terminar el proceso, las echo a lavadora si tengo programada alguna carga ese día o las termino de lavar a mano si lo creo conveniente. 
Y ya, hasta el día de hoy no tienen ninguna mancha permanente o algo que les haga parecer sucias. 

Esa es a muy resumidas cuentas, mi experiencia con las toallas sanitarias. Si alguna de ustedes las ha usado y ha tenido experiencias tanto positivas como negativas, no duden en hacérmelo saber en comentarios para intercambiar experiencias. 

1 comentario:

  1. Hola no tenía idea de este tipo de toallas si había escuchado de la copa menstrual pero la verdad no me anime a usarla debido a la cuestión de higiene ya que por mi trabajo siempre estoy en distintas empresas y quieras o no siempre hay un riesgo en introducirla o sacarla para vaciar el contenido y los cuidados no la ví para mí al igual que estás toallas tampoco las veo para usarla por la parte del flujo que en mi caso es abundante y a lo largo del día cambio entre cuatro a seis toallas por día así que resulta complicado pero gracias por la información siempre es bueno conocer este tipo de cosas y poder tener alternativas. Saludos

    ResponderBorrar