jueves, 29 de abril de 2021

Leí "Las Guerreras Mágicas" veinte años después y esto fue lo que pasó | Magic Knight Rayearth, de CLAMP | Reseña

 


Título:Magic Knight Rayearth
Autoras: CLAMP
Año de publicación original: 1994
Editorial: Norma
Género: Narrativa gráfica - Manga
Número de páginas: 618 (tres volúmenes)


Sinopsis

Durante una visita a la torre de Tokio con sus respectivos institutos, Hikaru, Umi y Fuu inician un viaje increíble que las transporta a Cefiro, un mundo mágico poblado por fantásticas criaturas que se encuentra en grave peligro: Zagato ha raptado a la princesa Emeraude. Según la leyenda, solo las guerreras mágicas pueden rescatarla y, con ello, evitar la destrucción de Cefiro. 

Valoración personal

Magic Knight Rayearth o "Las Guerras Mágicas", como fue conocida en América Latina, es una serie de mangas ilustrados por las CLAMP publicadas de 1993 a 1995 que eventualmente se convirtió en un anime de 20 episodios que fue transmitido en casi todos los países. En general, la historia se mueve siguiendo el típico desarrollo de los juegos de rol en donde un grupo de estudiantes son designadas a convertirse en guerreras legendarias mientras atraviesan un mundo de fantasía expansivo en busca de armas increíbles para liberar la tierra de un hechicero despótico que encerró a una princesa.

La historia ocupa un lugar muy especial en el corazón de toda una generación por ser una de las primeras historias que llego de Japón, además de ofrecernos a tres protagonistas con distintivos en sus personalidades, apariencias y roles dentro de la narrativa, lo que asegura que los lectores puedan relacionarse con al menos una de ellas.
Hikaru (Lucy en América Latina) es pequeña pelirroja que domina el elemento fuego. Es inusualmente baja para su edad, lo que se convierte en una broma desde el principio, y es buena con los animales. Es la más ingenua de los personajes principales, pero lo compensa con su inquebrantable valentía, además de coronarse como la líder del equipo. Fuu (Anaís en América Latina) es la arquera rubia que controla el elemento aire. Es su conocimiento de los juegos de rol lo que se vuelve clave para que las heroinas comprendan el mundo de Cefiro. A pesar de ser inteligente en muchos aspectos, Fuu no es muy intuitiva y suele cometer decisiones que se perciben como torpes a veces. También es el único personaje al que se le ha dado un interés romántico desde el primer arco de la historia.
La última es Umi (Marina en América Latina) y probablemente, el personaje favorito de muchas. Su elemento de control es el agua que va muy acorde con su personalidad elegante y sencilla, complementado con su educación de clase alta y habilidades de esgrima la hacen parecer aristocrática. Pierde los estribos constantemente y  arrebatos siempre se reproducen para lograr un efecto cómico, lo que da lugar a escenas muy divertidas del manga.



Leer el mismo manga veinte años después

Mediados de los 90's. Los juegos de rol están en su apogeo, todo mundo habla de Final Fantasy y los frikis no éramos la gente cool que somos ahora, sino los apestados. Una pequeña conejita se levanta temprano todos los sábados para ver en televisión abierta, la serie de tres chicas viviendo aventuras mágicas acompañadas de criaturas mitológicas.  Un día, de la nada, la televisora decide dejar de emitirla y nunca se entera del final de la serie hasta más de 20 años después cuando decide leer la narrativa gráfica (manga) para saber en que termina. 

Acércame a esta historia muchos años después, no fue tan fácil como podría parecer. Mi cariño y nostalgia por los momentos que viví junto a la historia, nublaban mi buen juicio respecto a ciertos temas que quizás no se trataron de forma tan atinada en su momento. Junto con Sailor Moon, esta serie fue pionera en traer historias con mujeres jóvenes como protagonistas y nos dio educación emocional a toda una generación. Sabía que algunas cosas no iban a tener el mismo impacto ahora pero para mi sorpresa, a pesar de su premisa bastante simple, Magic Knight Rayearth se las arregla para ser una historia atractiva, divertida y emotiva. Rei con muchas de sus paginas y me encariñe con cada uno de los personajes.  Cada una de las protagonistas encarna una virtud que si bien las autoras llevan al máximo, no caen en clichés y te hacen empatizar con cada una. 

Respecto al trabajo de arte, poco queda por decir: Es CLAMP y son unas diosas en lo que hacen. Cada viñeta está cuidada a la perfección y aunque las proporciones son exageradas, nunca caen en lo cómico.  Se nota mucho el entintado tan marcado de la época y el estilo tan "caótico" (comparado con el minimalismo actual) en la distribución de viñetas, pero no le pondría muchas trabas considerando la época en que que fue publicado. 


Lo no tan bueno 

Leer la misma historia como adulto también me permitió detectar cosas que pasaron desapercibidas en mi adolescencia. Sus temas centrales de destino y amistad se desarrollan  de forma inocente: todos son muy buenos o todos son muy malos, no hay medias tintas. No quiero ser muy dura, considerando que todas las historias de aventura suelen ser asi pero hubiera sido interesante conocer cosas "no tan buenas" de nuestras protagonistas.
El ritmo de la historia tampoco es el más amigable para los lectores. La narración episódica a veces resulta monótona. Se entiende     que es porque buscan emular los juegos de ROL y su formato, pero como historia gráfica a veces los cortes resultan muy bruscos. El anime rectificó esto dándole más carácter, más tiempo en pantalla y un papel mucho más activo en el gran esquema de las cosas, incluso una historia de fondo desarrollada.




En lo que respecta a los clásicos del manga, Magic Knight Rayearth resiste la prueba del tiempo. No provocó en mi lo mismo que hace veinte años, pero tiene mucho mérito como una a lectura entretenida que está ligada al equilibrio perfecto entre comedia y drama. No lo clasificaría como un gran manga fuera del factor nostalgia, pero las CLAMP son siempre garantía de  un viaje agradable, con personajes entrañables y  un trabajo de arte impecable 



12 comentarios:

  1. Parece una interesante opción y este género literario es mi eterno pendiente espero algún día no muy lejano descubrirlo =)

    ResponderBorrar
  2. ¡Hola!
    No vi este anime, ni tampoco he leído el manga, aunque ahora mismo las cosas negativas que comentas creo que me echarían bastante para atrás. Es interesante revisionar series/pelis o releer libros de nuestra adolescencia ahora con una mentalidad más adulta, a veces encuentras cosas que en su momento no viste, aunque otras veces no han envejecido bien y es una pena. Me alegra que en este caso el reencuentro con este manga no haya salido mal del todo, aunque haya habido cosas que no te hayan gustado demasiado.
    Gracias por la reseña.
    Un saludo

    ResponderBorrar
  3. Hola!
    pues el manga es un género que todavía se me resiste, no me decido a empezar por ninguno de los numerosos ejemplares que existen pero a lo mejor a este le daría una oportunidad a pesar de que ha habido cosas que no te han convencido con esta segunda vuelta. A veces leer libros o ver series de mayor es un error >.< yo me llevé un buen chasco con algunas series de dibujos de las que guardaba muy buen recuerdo y al verlas con los peques ahora me he llevado una buena desilusión.
    Besos!!

    ResponderBorrar
  4. Que suerte que 20 años después hayas podido dar por finalizada una serie aunque sea leyéndola.
    Yo la recuerdo, aunque ya me pilló con una edad más avanzada.
    no es lo que suelo leer, pero sabiendo que son esos dibujitos que alguna vez dejaba caer en la televisión no te digo yo que no me animara a leerlos.
    B7s

    ResponderBorrar
  5. ¡Hola!
    No conocía este manga, yo era más de Sailor. Solo he vuelto a leer tiempo después un manga Full Metal Alchemist Brotherhood y me sigue encantando. Pero sí me pasa con las novelas, no te atrevo a releerlas. Muchas gracias por contarnos tu experiencia.
    Un besote!! ^,^!!
    ELEB 💜

    ResponderBorrar
  6. ¡Hola!
    Disfruté de este manga y de este anime en su día ^^, pero es cierto que igual mi percepción ahora mismo puede cambiar un poco. Adoré la historia y sobre todo el dibujo :D. También soy muy fan de CLAMP, y me gustaría releer alguna de sus historias ^^.
    Un beso.

    ResponderBorrar
  7. ¡Hola!
    Yo no era mucho de anime de pequeña así que no tenía ni idea de esta historia. Supongo que en su día me habría gustado ver el anima o leer el manga, pero a estas alturas igual les viera algún que otro pero que no me terminara de convencer... no lo sé.
    De todas formas, alguna vez yo también he redescubierto historias años después y siempre les notas los fallos, pero a mí me siguen gustando igualmente.

    Un saludo :)

    ResponderBorrar
  8. ¡Hola!
    No leo manga ni veo anime. Una pena que no haya sido como lo recordabas.
    ¡Un saludo!

    ResponderBorrar
  9. ¡Holaa!

    No conocía estos mangas. Tienen buena pinta, aunque es verdad que a veces hacer relecturas trae cosas no tanbuenas.
    Un saludo
    Inkties

    ResponderBorrar
  10. ¡Hola!
    Tengo este manga super pendiente porque es de los mangas de CLAMP que no he leído jajajaja.
    Ya veremos. La verdad es que con todo lo pendiente que tengo no sé si va a ser verdad que lo lea este año, pero lo intentaré.
    Nea.

    ResponderBorrar
  11. Últimamente leo mas manga así que tomo nota, besos y gracias por la reseña.

    ResponderBorrar